Exploring-Loudest-Quietest-Cities-in-the-World-blog-post-DECIBEL

Explorando las ciudades más ruidosos y más tranquila del mundo

5 min de lectura
El silencio es la ausencia de sonido. El silencio es la presencia del silencio.
Información sobre robert fripp

Puedes ser un monje de día y un animal de fiesta por la noche, pero cualquiera que sea el caso, una cosa es segura: vives en el planeta Tierra. Al menos por ahora. (¡Afrontemos la verdad, Sr. Elon Musk!)
Esperemos que el mundo pueda servir tanto al sonido como al silencio. Para encontrar lo que tu corazón desea simplemente tienes que cambiar tu ubicación física.

En la gran orquestación de la vida, las ciudades son las notas vibrantes que componen la sinfonía del sonido. Desde las bulliciosas calles hasta los serenos parques, cada centro urbano tiene su carácter auditivo único.
Para ayudarlo a encontrar su oasis de sonido, viajamos por el mundo y ahora queremos compartir con usted el viaje que descubrió las ciudades más ruidosos y más tranquilos de todo el mundo. ¡Únete a nosotros!

Hechos esenciales sobre el sonido de la ciudad y Ruido

Echos de la música en los cañones urbanos: En ciudades bulliciosas como Nueva York, los edificios altos en lugares como Times Square pueden crear un efecto único donde los sonidos de la música de los artistas callejeros rebotan en las superficies, haciendo que la música parezca aún más animada e inmersiva.

Galerías susurrantes de Zurich: Ciudades suizas como Zurich han introducido zonas tranquilas dentro del paisaje urbano, ofreciendo espacios dedicados para la contemplación pacífica en medio del ajetreado urbano. Estas zonas son como oasis secretos de tranquilidad dentro de la energía de la ciudad.

swans in Zurich

El arte del ruido invisible de Reykjavik: Reykjavik, la capital de Islandia, cuenta con una falta de semáforos, lo que contribuye a su atmósfera tranquila. Esta ausencia de ruido visual permite a los residentes y visitantes centrarse en la belleza de su entorno sin las distracciones habituales.

Naturaleza efímera de Wellington Roar: Wellington, Nueva Zelanda, experimenta el "Wellington Roar", un nombre para sus vientos fuertes legendarios. Estas ráfanas pueden ser tan poderosas que incluso pueden levantar a la gente del suelo momentáneamente, creando una interacción inusual entre el viento y el paisaje sonoro de la ciudad.

Cruce de Tokio Crescendo: En los famosos cruces de calles de Tokio como Shibuya Scramble, el ruido de las personas que cruzan la calle a veces puede alcanzar niveles comparables al rugido de una motosierra, creando una experiencia auditiva urbana única y vibrante.

Descubra nuestras soluciones de insonorización aquí

tokyo urban noise from people crossing

Cómo el ruido de la ciudad afecta a nuestro cerebro

Los sonidos de la ciudad tienen un profundo impacto en el cerebro humano y las emociones. El constante aluvión de ruido, como las bocinas, las sirenas y la charla, puede aumentar los niveles de estrés e incluso afectar el bienestar mental. La investigación ha demostrado que la exposición al ruido urbano crónico puede contribuir a aumentar la ansiedad y reducir la función cognitiva.

Por ejemplo, la sinfonía de alarmas de automóviles y trabajos de construcción en Times Square de Nueva York, aunque icónica, puede sobreestimular el cerebro, lo que podría provocar fatiga y disminución del enfoque. Si bien estas ciudades animadas ofrecen escenas culturales vibrantes y experiencias dinámicas, la implacable tormenta de ruido resalta la importancia de buscar focos de calma en medio del ruido urbano para salvaguardar el bienestar mental.

the first New York noise complain from a street gramophone

Por otro lado, la calmante ausencia de semáforos en Reykjavik, Islandia, crea un ambiente sereno que permite que el cerebro se relaje y procese la información de manera más efectiva. En estas ciudades tranquilas, la armonía entre la actividad humana y los suaves sonidos de la naturaleza fomenta un entorno donde florece el rejuvenecimiento mental, ofreciendo un bacilo para el alma moderna.

Además, la eficiencia organizada de las estaciones de tren japonesas, como las de Tokio, demuestra cómo minimizar los anuncios excesivos puede proporcionar un respiro mental, permitiendo a las mentes de los viajeros recargarse en medio del bullicioso ambiente urbano.

Las 5 ciudades más ruidosos

Las ciudades más ruidosas a menudo se caracterizan por sus mercados bulliciosos, sus vibrantes escenas culturales y el caos armonioso que proviene de la intersección de millones de vidas.

#5 Ciudad de México, México | 80 + dB *

Las bandas de mariachis, los vendedores ambulantes de comida y la animada charla de los lugareños crean un ambiente festivo y dinámico que caracteriza la identidad auditiva de la Ciudad de México.
El sonido de México: El sonido infeccioso de los anuncios en auge de un DJ "Sonidero" y la vibrante música de cumbia, combinada con la risa de los niños jugando en una plaza y el aroma de la comida callejera, captura el espíritu animado y comunitario de la Ciudad de México.

#4 Nueva York, EE.UU. | 80 + dB

La ciudad que nunca duerme cuenta con una sinfonía de sirenas, músicos callejeros y el ruido rítmico de los trenes del metro. Las bulliciosas calles y la vibrante vida nocturna contribuyen a su enérgico perfil audial.
El sonido de Nueva York: Los ritmos sincopados de los tambores de un músico del metro que hacen eco a través de los pasillos subterráneos, fusionándose con las voces de los artistas callejeros y el zum de fondo constante de la vida de la ciudad, encarna el paisaje sonoro diverso y vibrante de Nueva York.

#3 Mumbai, India | 85 + dB

El ritmo de la megaciudad de Mumbai se compone de vendedores ambulantes, mercados bulliciosos y el zumbido constante de los vehículos, formando un paisaje sonoro dinámico que encarna la vitalidad urbana.
El sonido de Mumbai: El ritmo distintivo de los trenes locales de Mumbai, puntuado por los entusiastas "dabbawalas" que gritaban direcciones y la animada charla de los viajeros, simboliza la energía implacable de la ciudad.

#2 Delhi, India | 85 + dB

En Delhi, bocinas y bazares bulliciosos contribuyen a una cacofonía vibrante. La bulliciosa energía de los mercados y el tráfico siempre presente crean un rico tapiz de ruido urbano.
El sonido de Delhi: El caos rítmico de las bocinas, mezclándose con las llamadas de los bulliciosos vendedores del mercado y el eco distante de los músicos callejeros tradicionales, encapsula el paisaje auditivo vibrante y multifacético de Delhi.

green vehicle in delhi

#1 Tokio, Japón | 90 + dB

Conocido por su icónico cruce Shibuya Crossing, el enérgico zumbido de Tokio es inconfundible. Los sonidos de los trenes, el tráfico y la vibrante vida callejera se mezclan en una sinfonía de dinamismo urbano.
El sonido de Tokio La melodía del timbre de un tren que sale en una estación de tren japonesa, que combina eficiencia y elegancia, captura la mezcla de modernidad y tradición de Tokio.

Encuentre más sobre la historia detrás de la medición de dB aquí

Las 5 ciudades más tranquila

Las ciudades tranquilas a menudo ofrecen un retiro pacífico del ajetreo urbano, donde la sinfonía de la naturaleza toma el centro del escenario y la fiebre de la vida disminuye.

#5 Zurich, Suiza | Alrededor de 35 dB

La dedicación de Zurich a las zonas tranquilas y la serena planificación urbana da como resultado un suave zum de tranvías y el suave sufismo de los árboles junto al lago, lo que contribuye a una atmósfera auditiva pacífica.

El sonido de Zurich: El suave zum de los tranvías que se deslizan suavemente a lo largo de las vías se mezcla con el delicado sufir de las hojas por la brisa del lago.

#4 Castellfollit, España | Alrededor de 30 dB

El encanto tranquilo de Castellfollit contrasta con su dramático acantilado de basalto. El entorno silencioso contribuyen a su ambiеnce sereno.

El sonido de Castellfollit: El sonido distante del canto de los pájaros haciendo eco de los dramáticos acantilados de basalto forma un contraste armonioso con el entorno silenciado.

#3 Wrangell, Estados Unidos | Alrededor de 25 dB

Wrangell, situado en Alaska, ofrece tranquilidad en medio de naturaleza virgen y belleza natural.

El sonido de Wrangell El suave crujido de los pasos en senderos vírgenes, acompañados por la fiebre distante de un río cercano, envuelve a Wrangell en una manta auditiva de tranquilidad.

#2 Reykjavik, Islandia | Alrededor de 25 dB

La quieud de esta ciudad serena se rompe sólo por los susurros del viento. El paisaje sonoro de Reykjavik se define por su tranquilidad, con un tráfico mínimo y una sensación de calma que prevalece.

El sonido de Reykjavik: En medio de los calmantes susurros del viento, el repicar ocasional de campanas de iglesias distantes resuena a través de la quietud.

#1 Aurland, Noruega | Alrededor de 20 dB

Aurland se destaca como una de las ciudades más tranquilas. Ubicado en un remoto fiordo noruego, su belleza natural se acompaña de un silencio impresionante.

El sonido de Aurland El impresionante silencio del remoto fiordo de Aurland solo está marcado por el sonido ocasional de una cascada distante o el delicado suturo de las hojas.

¡Namaste, gente noruega! Y para los demás, tenemos muchas soluciones de insonorización.

Norwegian amazing landscape

Echoes De conocimiento

Desde la energía dinámica del cruce Shibuya de Tokio hasta los susurros serenos de las cascadas de Aurland, el paisaje sonoro de cada ciudad cuenta una historia propia. Ya sea en medio del vibrante bramido de la vida o en el tranquilo abrazo de la naturaleza, estas ciudades nos recuerdan que la sinfonía del sonido puede ser emocionante y relajante.

Entonces, ya sea que encuentre consuelo en los callejones silenciosos de Zurich o baile al ritmo de las bulliciosas calles de Mumbai, recuerde que cada decibel pinta un retrato del alma de una ciudad. Abraza la diversidad del sonido y celebra la sinfonía que es la vida.

* NOTA Los niveles de dB son aproximaciones y pueden variar ampliamente dependiendo de la ubicación dentro de la ciudad, la hora del día y otros factores. Es importante tener en cuenta que estos son valores aproximados y pueden variar según las condiciones específicas, las ubicaciones y el cambio constante de la población.

Regresar al blog
1 de 3